Archivo de la categoría: Literatura Noruega

IMG_20191015_193037_2_opt

La herencia (Vigdis Hjorth)

¿Cuántas familias se rompen a consecuencia de una herencia? ¿Cuántos hermanos dejan de hablarse a raíz de las disputas generadas por las herencias cuando los ojos de los herederos se dilatan cual emoticones con el símbolo de dólar -aquí kroner- impresa la codicia en sus pupilas? ¿Por qué la concordia, el afecto, se transforma en algo viscoso, impregnando sus acciones de un chapapote que les impide ver de nuevo sus manos blancas, ya envilecidas?

Mucho de esto parece tener en mente la escritora noruega Vigdis Hjorth (Oslo, 1959) cuando concibe La herencia, editada por Nórdica y Mármara, novela en la que a lo largo de más de cuatrocientas páginas irá desplegando ante el lector las hostilidades familiares creadas en el seno de una familia cuyos herederos, tres hijas: Astrid, Åsa, Bergljot y un hijo, Bard (objetivo en su niñez de la violencia paterna), tendrán sus más y sus menos al hacer valer sus derechos sucesorios. Algo que viene de atrás porque antes de la muerte del padre, Berjlot ya se había distanciado, poniendo tierra por medio, rompiendo los lazos familiares en la esperanza de salir del influjo de la férula paterna y materna, pero a la cual le tocará volver al redil, a su pesar, cuando la herencia esté encima de la mesa.

Los tejemanejes jurídicos son la punta del iceberg. Lo que hace avanzar la historia, sin apenas resistencia, es el presunto suspense generado acerca de lo que Berjlot sufrió cuando era joven, a manos de su padre. Algo que se califica como innombrable, mi historia, etc, que la autora va demorando durante cientos de páginas (hasta la 240) y que lejos de crear algo parecido a un clímax, a fuerza de un estilo indirecto y unas cuantas machaconas repeticiones (la película Celebración, su viaje a San Sebastián en dónde se cifra a la perfección la escasa capacidad de Vigdis para la descripción, además Hjorth no es Bernhard y en su caso las reiteraciones cansan) traban la lectura, impidiendo que esta coja vuelo, recreándose la narración en detalles perfectamente prescindibles que rebajan la tensión hasta convertirla en algo raquítico, sin el mordiente de otras novelas, como por ejemplo Caballo sea la noche, que generaba una tensión muy bien resuelta despachada en menos de cien páginas. No precisaría mucho más La herencia si Vigdis Hjorth hubiera ido al grano desde el minuto cero en vez de andar mareando la perdiz, “distrayendo” al lector con una psicología de todo a cien y una escritura mortecina y tan de andar por casa que lo sencillo acaba abandonado, sin retorno, en brazos de lo simple, sin dotar a la historia de Berjlot de la hondura que precisa, rascando apenas la superficie en su empeño por desentrañar la problemática que sufre la víctima de abusos sexuales en el entorno familiar, en el que el acosador (el padre), la acosada (la hija de siete años), la esposa del acosador (la madre), las hermanas de la acosada, abordarán la violación como algo presunto, puesto en tela de juicio, que ha de ser demostrado, sin ser creído a pies juntillas, lo que le supone un trauma a Berjlot (su verdadera herencia) que no contará con el apoyo de nadie de su familia, que como mucho la escuchan pero sin aliviar ni reparar su dramática situación (ni antes ni ahora), tildándola de fantasiosa, como si todo esto fuera una forma como cualquier otra de llamar la atención. Lo único rescatable es confirmar cómo los lazos familiares a veces se convierten en cepos, celadas sentimentales de las que resulta casi imposible evadirse.

Mármara Ediciones & Nórdica libros. 2019. Traducción de Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo. 444 páginas

A través de la noche

A través de la noche (Stig Sæterbakken)

Mi Boris @pistolar particular me puso en la pista de esta novela. Aunque la novela empieza con un capítulo titulado PUTA MIERDA DE LOS COJONES, la novela no es un chorreo de tacos ni nada parecido, sino que más bien es un sentido y muy logrado intento de expresar con palabras ese nudo que atenaza el estómago cuando le toca a Karl arrostrar como padre la muerte en la carretera de un hijo adolescente, el sentimiento de culpa de poner los cuernos a su mujer por otra que resulta ser un espejismo, un error colosal, un volver a casa con el rabo entre las piernas, escaldado, menoscabado y ninguneado y un volver a coger la puerta después para estar a un tris de seguir cometiendo los mismos errores, buscando sin descanso la casa de los horrores en la cual quizás pueda purgar sus equivocaciones o directamente ultimarse, toda vez que sin su amado hijo Ole-Jakob la vida sea una PUTA MIERDA DE LOS COJONES. Rachel, la hermana de Karl, le dice a este que “a menudo se escribe mejor de lo que menos se conoce”. No sé qué hay de cierto en esta afirmación, pero cuando leo párrafos como este:
Una pareja de jóvenes había ocupado los dos asientos delante de mí, la chica apoyaba la cabeza sobre el hombro del chico, mientra que este, de vez en cuando, se echaba hacia adelante para mirarla a la cara. Noté lo mucho que los envidiaba, a ambos. Había en ellos algo bendito y apacible, una despreocupación respecto a un entorno que aún no era lo bastante fuerte como para sacudir los cimientos de su felicidad y su enamoramiento. A estos dos, pensé, el mundo no tiene nada que decirles. Nada puede alterarlos. Está en equilibrio. El amor y el deseo están repartidos por igual, todavía no se cuestionan quién de los dos echa más de menos al otro. Al salir, me di la vuelta y les dije: !Acordaros de este momento!. El chico dio un respingo, parecía aterrado y, cuando el autobús volvió a arrancar, los vi un instante al otro lado del cristal: me miraban como si hubiera intentado hacerles algo, aunque no comprendieran exactamente qué.
Y otros muchos de la novela, no sé si Stig, el autor, conoce o no conoce de lo que habla y si escribe de oído, pero la novela ha conseguido removerme como pocas.

Mármara ediciones. 2017. 296 páginas. Traducción de Cristina Gómez-Baggethun y Øyvind Fossan.

The Snowman (Jo Nesbo 2007, Harry Hole 7)

The snowman portada libro Jo Nesbo
Jo Nesbo
550 páginas
2007
Vintage Books

Después de El redentor y antes de The Leopard, Jo Nesbo publicó en 2007 The Snowman. He llegado a leer que esta novela es una obra maestra. Ja, ja, ja. The snowman dista a cientos de años luz de la excelencia, y de ser una obra maestra. Lo único que esta novela tiene en su haber es que entretiene a ratos.

El protagonista de la novela es el Inspector Harry Hole, que en esta ocasión deberá dilucidar quién está detrás de las muertes de varias mujeres, todas ellas madres, quienes desaparecen al tiempo que afuera de sus casas alguien, con las primeras nieves, deja plantado un muñeco de nieve. Durante las primeras 200 páginas el ritmo es tan lento y pasan tan pocas cosas y se cuentan de una manera tan sosa y desapasionada que cuesta mucho avanzar en el libro y no dejarlo de nuevo en la estantería. Luego, como en todas las novelas de Nesbo, van surgiendo presuntos candidatos al título de serial killer, los cuales la irán diñando, hasta que uno tiene claro quien es el Snowman que ha cometido los crímenes. Además, si has leído como yo, The Leopard, lo sabes un poco antes, porque en The Leopard, hay un encuentro entre Snowman y Hole, que aclara mucho las cosas. Sigue leyendo

The Leopard (Jo Nesbo 2009, Harry Hole 8)

Jo Nesbo The Leopard
Jo Nesbo
2009
Ed. Vintage Books
740 páginas

Me hubiera resultado más provechoso y alimenticio haber leído algún libro de Franzen, Coetze, Roth, Faulkner, etc, en inglés. Pero me decidí por leer a Nesbo. El libro original está escrito en noruego, así que lo que he hecho ha sido leer una traducción del noruego al inglés. Luego de leer >Phantom (me gustó escasamente), también de Nesbo y también en inglés cogí soltura, ya que muchas expresiones se repiten y el vocabulario que emplea Nesbo es muy limitado (des-ventajas de los best-sellers), lo que ha permtido que alguien como yo (otro fracaso más de nuestro modelo educativo en lengua inglesa) sea capaz de leerse un libro de estas dimensiones, 740 páginas, en algo menos de una semana. En resumen, esto de leer en una lengua ajena, viene a ser como un Desafío extremo de Calleja rumbo al Centro de la Tierra. Y como he cogido carrera y chorreo adrenalina ya estoy enfrascado con la lectura The snowman (en inglés), también de Nesbo, que se acaba de publicar recientemente en RBA, en castellano.

A lo que vamos. The Leopard levanta el vuelo respecto a Phantom, que es posterior a este. El protagonista, el inspector Hole se encuentra en Hong Kong, perdido por aquellos lares. Hasta allí se trasladará Kaja, una agente de policia noruega, con la intención de traerse a Hole de vuelta a Noruega, a Oslo. El cebo: el padre de Hole se está muriendo. A Hole no le queda otra que volver. Además están apareciendo unas mujeres asesinadas y todo indica que detrás se encuentra un Serial Killer. Hole que metió a Snowman entre rejas (y que aparece un par de veces en este libro) es el hombre adecuado para resolver el caso. Sigue leyendo

Phantom (Jo Nesbo 2012, Harry Hole 9)

Jo Nesbo Phantom
Jo Nesbo
2012
547 páginas
Vintage Books

Phantom es la novena novela de la saga del autor nórdico Jo Nesbo protagonizada por Harry Hole. Internet estaba que ardía porque al final de esta novela Hole acababa en el suelo con un tiro en la cabeza. Muchos lo daban por muerto. Finalmente, Nesbo verá publicada en inglés el 15 de octubre su última novela de la saga (que en Noruega como todas las anteriores arrasó vendiendo más de 300.000 ejemplares en apenas dos semanas), Police, así que podemos decir que tanto para sus muchos seguidores, como para el bolsillo de Nesbo, el show debe continuar. En la tercera entrega de Stieg Larsson, Lisbeth Salander, retornaba tras haber recibido también un tiro en la cabeza, así que lo de Nesbo no es nada nuevo.
Sigue leyendo

Headhunters (Jo Nesbo 2012)

NesboJo Nesbo tiene de momento publicadas cuatro novelas en España en el sello RBA de novela negra, de su saga Harry Hole. El año pasado publicaron Headhunters, El cazatalentos, que no tiene nada que ver con la saga anterior. Si Petirrojo, Némesis, El Redentor o La estrella del diablo son novelas notables, la primera incluso fue considerada la mejor novela negra de la historia de Noruega (Nesbo es noruego) Headhunters no me ha gustado nada.

Nesbo sabe escribir, lo ha demostrado con creces, tanto en Petirrojo como en el resto de títulos de la saga, pero en Headhunters da la impresión de que el autor ha escrito lo que le ha venido en gana, sin pararse mucho a repasar lo escrito, y lo ha dejado todo tal cual, pensando en su versión cinematográfica, pues está claro que el libro tiene fuerza visual, uno lo lee e imagina lo leído, pero hay escaso margen para la imaginación (he leído una entrevista suya en la que comenta que el libro lo escribió en tres meses, como quien escribe una canción, sin comerse mucho el tarro, sin buscar la perfección y la estructura de la saga Harry Hole). Además Nesbo se vuelve más soez que nunca, se monta a lomos del caballo de la banalidad y superficialidad más absoluta (me recuerda muy mucho con esa prosa de garrafón a Harlan Coben) para despachar los capítulos, nombrando marcas de ropa , de relojes, de coches, de cervezas, para luego describir a los seres humanos con dos pinceladas como lo cachas que está, lo rubia que es, lo siliconada que se presenta, lo bien que folla, las tetas tan turgentes que tiene, etcétera.

Iba equipado con armadura de Gunnar Oye, un traje gris de Ermenegildo Zegna, una camisa Borelli hecha a medida y una corbata de color borgoña, probablemente de Cerruti 1981, con estampado de espermatozoides. De lo que sí estaba seguro era de los zapatos: unos Ferragamo, también hechos a medida. Yo mismo había tenido una par como aquellos. (pag 9)


Qué direrente era Diana de aquellas mujeres, parásitos elegantes desprovistos de opinión propia. Ella tenía todo lo que me faltaba a mí. Consideración. Empatía. Lealtad. Altura. En suma: una alma hermosa en un cuerpo hermoso. Pero su belleza no era perfecta, ya que sus proporciones eran demasiado peculiares. Diana parecía un dibujo manga, una de esas muñecas japonesas de los dibujos. Tenía la cara pequeña con un boquita estrecha, una nariz chata y unos ojos grandes con expresión de asombro que, a veces, cuando estaba cansada, sobresalía un poco. Pero precisamente aquella desviación de la norma lo que subrayaba su belleza, lo que la hacía espectacular a mis ojos. (pag 27)


El cuerpo se le quedó rígido al tiempo que abría los ojos y la boca de par en par. Después siguió un tremor, y durante un segundo tuve miedo de haberle causado un ataque epiléptico. Pero entonces sentí algo caliente, más caliente que su sexo, que me envolvía el pene y acto seguido un maremoto se derramó sobre el vientre, las caderas y los testículos. Me levante apoyándome en las manos y miré incrédulo y asustado hacia el punto donde se unían nuestros cuerpos. Se le encogió el sexo como si quisiera expulsarme, suspiró hondo emitiendo una especie de rugido que no había oído nunca y, entonces, llegó la siguiente oleada. El agua salía a chorros, nos salpicaba las caderas y fluía hasta el colchón que no todavía no había tenido de absorber la primera ola . Dios mio -pensé- la he reventado. (pag 54)

Nesbo se vuelve escatológico a más no poder en la secuencia de la letrina donde el prota es capaz de ver los genitales de su presunto asesino y sale de allí cubierto de mierda como Stallone en Acorralado (con mierda en lugar de sangre).

Además los protagonistas se mueven por unos códigos que no conocen la moral. Todos son unos advenedizos, trepas, codiciosos, casquivanos, etcétera. Todos se aprovechan de todos y lo mejor de todo viene cuando nuestro protagonista quiere alcanzar la libertad, conviertiéndose en multimillonario, y luego tener un hijo, el cual le niega a su mujer que está buenísima, a pesar de que él es bajito y no la merece (porque ella está buenísima y él no le va a la zaga). En fin, no digo más que me pierdo. Nesbo, tío, este libro te lo han publicado porque tu fama te precede, pero esto lo pergeña o defeca un escritor novel y le dan palos por todas partes, incluso algun editor seguro que lo sodomiza (son licencias que se toma uno cuando quiere ser como Nesbo)

Jo nesbo en Devaneos | Petirrojo | Némesis |La estrella del diablo | El Redentor

La estrella del diablo (Jo Nesbo 2010, Harry Hole 5)

La estrella del diablo del escritor noruego Jo NesboLa estrella del diablo es la tercera novela del escritor noruego Jo Nesbo que se publica en España, tras Petirrojo y Némesis, gracias a la editorial RBA.

Haciendo una comparativa con las dos obras anteriores esta última me ha resultado más floja que las anteriores entregas. Para saciar la curiosidad de quien no haya leído las obras anteriores Nesbo se ve en la obligación de recordarnos quienes son Beate, Waaler, Harry, Rakel etc, y en el caso de haber leído esos libros anteriores recientemente, ciertos momentos resultan redundantes. Por lo demás la historia en un primer momento resulta de lo más convencional; una serie de crímenes, cometidos por lo que parece ser un asesino en serie, quien hace coincidir los lugares de las muertes con la punta de la estrella del diablo. Nada que no hayamos visto anteriormente. Como en este caso la historia resultaría en exceso trillada en el tramo final hay un cambio de tercio, dejando en solfa todo lo anterior. Harry Hole sigue en un quiero y no puedo con Rakel y es el protagonista absoluto de la historia, seguiremos como espectadores sus idas y venidas con el alcohol, y seremos testigos de su gran talento como detective que le permite atar cabos sueltos que al resto de los mortales le pasarían desapercibidos. Hole y Waaler siguen con su tira y afloja. Hole quiere demostrar que Waaler mató a su compañera y comentar que en esta entrega sus disputas quedan finalmente resueltas.

Nesbo logra transmitir ritmo a su trama, lo que permite que este libro de 400 páginas sean de los que uno casi lee del tirón, devorándolo a bocados, ya que consigue interesar al lector y tenerlo en vilo hasta el final. De su pasado como músico le viene mentar canciones y grupos musícales en su novela, abusando en este caso de Iggy Pop (de quien dice parece haber sufrido varias crucifixiones). Lo dicho al comienzo. La estrella del diablo es la que menos me ha gustado de las tres, lo cual no quiere decir que no esté esperando la publicación de su próxima novela. No olvidemos que esta se publicó en Noruega en 2003, y que aquí se publican con siete años de retraso. Tras La estrella del diablo, Nesbo tiene ya otros tres títulos más publicados.

1º) Flaggermusmannen (1997)
2º) Kakerlakkene (1998)
3º) Rødstrupe (2000) – Petirrojo
4º) Sorgenfri (2002) – Némesis
5º) Marekors (2003) – La estrella del diablo (publicado en España en septiembre de 2010)
6º) Frelseren (2005)
7º) Snømannen (2007)
8º) Panserhjerte (2009)

Jo nesbo en Devaneos | Petirrojo, Némesis, El Redentor o La estrella del diablo