Archivo de la categoría: Ápeiron Ediciones

Portada -- Muerto de risa

Muerto de risa (Francisco Hermoso de Mendoza)

Queridos amigos, ya está a la venta mi novela Muerto de risa, editada por la editorial Ápeiron Ediciones.

Ver cómo un manuscrito se convierte en un libro tienen algo de alquimia y de milagro.

La novela se puede comprar en papel en las librerías, Todostuslibros.com, Santos Ochoa en Logroño y también en Soria, Benidorm y Torrevieja (de momento), en La Casa del Libro, en Amazon y en la web de la editorial. Comprar aquí (la compra del libro en papel (12 euros) incluye también el eBook).

La novela está también disponible para su préstamo en la Biblioteca pública de La Rioja
Muerto de risa

y en la Biblioteca Municipal Rafael Azcona.

Muerto de risa (Francisco Hermoso de Mendoza)

– Reseña de Muerto de risa en Con VE de libro; por el escritor Juan Ramón Santos. (3/9/2021)

– Reseña de Muerto de Risa en el Cuchitril Literario por Juan Pablo Fuentes (07/05/2021)

Entrevista en Ápeiron Ediciones

– Un fragmento del Capítulo VIII

Releyendo los últimos capítulos, de carácter autobiográfico, de un yo exacerbado, consulto las palabras del ensayista centroeuropeo Louis Vicent, en las que nos alerta de los peligros de la autoficción, alumbradora por lo general de páginas sin estilo, ni ambición literaria, simplemente un desahogo, un descargo del peso del yo, una deposición, la mayoría de las veces. Autoficción con el aspecto de un siluro capaz de esquilmar y arrasar todo cuanto de bueno haya en las aguas (hasta entonces) claras y nutricias de los ríos literarios.

Muerto de risa en Santos Ochoa (Gran Vía)

Muerto de risa en la librería Santos Ochoa de la Gran Vía de Logroño


Muerto de risa

IMG_20210321_170029~3

sichel/hoz

Poema anónimo de 1900. Sichel/hoz. Poesía velada. Dédalo. Desafío. Palabras pesadas, sillares para construir versos mínimos, como este:

túneles del sueño
ratas

La hoz como un círculo en potencia. Todo es potencia y vida, segada y sesgada.

tras la poda
retoños
en las horcas

¿Quién narra? ¿Desde dónde?. No se nos dan muchas pistas. Eso sí, la muerte es implacable e inservible, se lee.

pájaros talados por el viento
abono estéril

lombrices
en la lluvia
sin ojos la piel

¿La piel del gusano, de la tierra?

Imágenes muy gráficas

cielo de hierba
cosecha de destrucción

La vida no vale nada, una insignificancia asumida

todo nudo del fruto/ovario
golpe del corazón/latido
de la nada

El ser (que) será postrero como ¿vaticinio, creencia, fe?

No es hoz el poema más alegre, aquí prima la destrucción, la muerte, la nada, las palabras como el filo de una hoz bien afilada y presta a lacerar a quien se arrime a estas hojas a la mínima. Lo exigible, porque la poesía o rasguña o no es.

Sichel/hoz
Traducción de Roberto Vivero
Ápeiron Ediciones
Año de publicación: 2021
80 páginas

IMG_20210220_173355~2

El Club de los Superhombres (Rosa Mayreder)

El Club de los Superhombres
Rosa Mayreder
Traducción, edición y estudio por Roberto Vivero
Ápeiron Ediciones
Año de publicación: 2020
134 páginas

En El Club de los Superhombres, breve texto de Rosa Mayreder escrito en 1897, los protagonistas son siete jóvenes estudiantes universitarios que deciden crear una asociación. Nietszche ya ha publicado Así hablo Zaratustra (1983). A la estela de su libro estos jóvenes deciden llamar a asociación finalmente El Club de los Superhombres, después de desechar otros nombres, barajando ideas y conceptos que tienen presente la muerte de Dios o el inmoralismo. La tensión narrativa se focaliza en dos de sus personajes, Ritter y Ferdinand. El primero enamorado del segundo elevado a un pedestal dionisiaco. Ritter lo ve y lo siente como un auténtico superhombre, lo venera, quiere formar parte de su mundo nuevo, porque este le ha descubierto los tesoros del espíritu. Porque ve en él lo que será la nueva y más alta forma de existencia.

Toda la palabrería tras concretarse en la creación de la asociación irá luego a mayores con la creación de una revista literaria, la cual les permitirá poner por escrito y difundir sus ideas. Cuando la policía se cruce en su camino, y la asociación pueda ser considerada de corte anarquista (en las Tablas de los Estatutos en su punto II reza: Cada uno hace lo que quiere) vendrán los problemas y caerán todas las máscaras. La pugna entre el idealismo y el sentido práctico, por parte de Ferdinand. La táctica de hacer pasar la asociación y todo aquel ideario por una chiquillada. La manera de salvar así el pellejo.

Se demuestra que todas aquellas ideas o certezas tenían los pies de barro. Ritter no sabe a quién creer. Obtiene testimonios contradictorios. No sabe qué creer, todo son dudas. Resulta muy gráfica la imagen final. Tratas de hacerte con algo sólido, tangible y acabas abrazando el aire. Metáfora de las ideas, del pensamiento, de esas creencias llamadas a crear un mundo nuevo, de puro transparente, todo aire.

00106521274834____1__640x640

La tranquilidad con la que mato (Roberto Vivero)

Sigue Roberto Vivero explorando los límites del lenguaje, de lo cual uno ya había tomado conciencia tras haber leído Seducciones, Grita, Carnicería y ahora La tranquilidad con la que mato. Las tres primeras, novelas. Éste último libro, poesía.

La poesía en particular y la literatura en general ganan enteros en la medida en la que conectan con el lector y cual sea el efecto que nos depara su lectura. En la poesía ayudan los signos de puntuación. Vivero nos invita al búscate la vida. No hay comas ni puntos, sí un texto que cae en cascada durante casi ochenta páginas. Texto con palabras en castellano, alemán y griego. Formulo la consulta del texto en alemán en un grupo amigo de guasap de gente que habla alemán: Se traduce pero no se entiende. Dicen. Así es el arte. Dicen. Conclusión perfecta. Dicen. Palmas, palmitas. Asusta lo que no se entiende, prosigo, aquello velado que no se descifra, el texto viscoso cuyas palabras son un misterio, digo. Aquello que hace rechinar nuestros cojinetes mentales, que nos da de cabezazos contra un muro de las lamentaciones, que nos hace avanzar por una escalera a oscuras y cuyas paredes están llenas de agujeros negros, afirmo.

Leo las poesías -que es una sola- una vez, dos, tres, cuatro veces. Constato que como una canción me la acabo aprendiendo casi de memoria, recitada como un mantra, lo cual no me sucedía desde Por cien cañones por banda, viento en popa a toda vela o Abenámar, Abenámar, moro de la morería, el día que tú naciste… Un texto ajustado a las pausas que yo creo y desconfío. El texto afirma negándose nace abortándose. Ser y no ser. Imposibilitar lo posible ¿Dos personas o la misma? ¿El umbral del nacimiento o de la muerte?. El principio, el origen, el ápeiron. Un paraíso desbaratado ¿con el nacimiento? El hombre creó/ al perro y se hizo/ la humanidad ¿Una relación amorosa?. El sentido como pesadilla. Ángeles ¿destructores?. Renacer por partida doble ¿a qué? ¿Nada de todo esto es verdad?

Una reseña aquí imposible, que sigue en proceso, en descomposición, la vida/ es un proceso de oxidación/ sobrevalorado, con qué fin, os preguntáis, yo, ¿el de pintar el cuadro abstracto plagado de interrogantes de un laberinto informe?. Puede.

Ápeiron ediciones. 2019. 80 páginas