Archivo de la etiqueta: editorial demipage

La pecera

La pecera (Juan Gracia Armendáriz 2015)

Juan Gracia Armendáriz
Editorial Demipage
2015
400 páginas

Miguel es alcohólico. Vive en una pecera etílica, el alcohol es la cota de malla, que le protege de la intemperie, de la realidad, la bebida es el velo que emborrona el presente, hace imposible el futuro y deja el pasado convertido en algo fangoso. Miguel ha escapado siempre de los compromisos que devienen en matrimonios, en parejas formales, en hijos, en tardes frente al televisor. Hasta que se topa con Ana. Los dos juntos, amarran entonces sus soledades, sus tragedias personales, sus borracheras, sus heridas abiertas y brindan por el futuro, por la esperanza, por los puentes que ella está decidida a crear para los dos, con un perro, a falta de un hijo, como testigo, pero Miguel sigue bebiendo, porque ve vida en la bebida, y de ahí no sale, se enroca con la botella en alto, mientras Ana va perdiendo la paciencia hasta que acabe dejando ambas adicciones, el alcohol y a Miguel. Y Armendáriz, el autor de esta novela, se despacha a gusto durante cuatrocientas páginas, con las andanzas de Miguel, profesor universitario de literatura, acogido a una baja por enfermedad, depresión mediante, sublimada como un limbo laboral durante el cual colmar su pasión etílica. El sentido del humor, el patetismo de Miguel, sus pensamientos, o delirios, arrojan páginas apabullantes, inflamadas, exacerbadas, delirantes, explicitando un desencanto que resulta encantador, subyugante, sin componendas, sin censuras, todo dicho a las bravas, con una prosa que muerda, araña, patalea y embiste, ya sea con el moro euskaldun, con el comando contra la literatura y la diatribas sobre todo lo que esta, la literatura, supone y acarrea, con una Vargas Llosa como víctima de la saga Saw, con dedos, pero sin dientes, acerca de las mujeres que leen a Bukowski pero follan como robots, para quienes el sexo es un trueque de calambres, mientras Miguel sigue en caída libre y donde Ana ve en él un casteller con el que salvarse y salir de ese bucle de alcohol, vómito y degradación, toda vez que sienta o llegue a creer que la pérdida de la dignidad es un camino de no retorno. Es Miguel un espejo deformado, pero un espejo en definitiva, que refleja nítidamente la realidad en la que nos movemos, la hipocresía rampante, la mediocridad en todos los ámbitos, donde el presente es algo tan contingente y precario que vivir o morir a veces es cuestión de horas, de minutos.

La ciudad invencible

La ciudad invencible (Fernanda Trías 2014)

Fernanda Trías
Demipage Editorial
2014
131 páginas

A los amantes de las reseñas-resumen hay os va una:

Cuatro mudanzas, una separación, una muerte.

La protagonista de la novela de Fernanda Trías (Montevideo, 1976) llega a Buenos aires desde Uruguay. Una vez allí se suceden las mudanzas (cuatro), escapando al mismo tiempo de su ex, La Rata, unas mudanzas que van secundadas de trabajos precarios que la protagonista asumirá con entereza y que no empañarán su mirada curiosa.

En su deambular por las calles irá digiriendo la ciudad bonaerense, esa torre de Babel de múltiples nacionalidades que la cimentan y amalgaman, un deambular en los comienzos muy limitado, circunscrito a recorrer unas pocas calles, siendo el horizonte lo que da de sí la vista encaramada sobre la barandilla de un balcón, perdida la mirada en los techos ajenos.
Un deambular que no será un turisteo por los lugares típicos de Buenos aires, sino que la autora fija su atención en los detalles, en lo mínimo, como el personaje de Marita, quintaesencia de lo que podría ser un pecio humano, con una prosa que corre el riesgo de deslizarse por lo banal, por la sucesión de anécdotas estériles y artificiosas, hasta que prontamente la narración coge el tono oportuno, la sintonía perfecta, con la cual es muy fácil sintonizar, donde uno tiene la sensación de que no sobra nada, de que todo el relato está muy medido y calculado, y que como la sensualidad que impregna esta novela/diario/autoficción, la narración es una insinuación, una promesa, literatura de la buena, que nos invita a pensar (a extrapolar significados) al tiempo que leemos, porque la prosa de Fernanda Trías resulta muy sugerente, trabajada y evocadora.

Poco más le puedo pedir a esta novela que hace del optimismo vital su esqueleto y del hecho de vivir algo gozoso, que vale la pena apurar hasta el final.

Mariana Graciano Editorial Demipage

La visita (Mariana Graciano 2013)

Mariana Graciano
2013
Editorial Demipage
117 páginas

Cogí este libro de Mariana Graciana titulado La visita, después de leer las alabanzas que le dedicaba Antonio Muñoz Molina en la contraportada y en el librito que lo acompaña, titulado La invitación (con errata incluida: La enfermedad socaba la memoria..). Luego he sabido que este libro ha sido galardonado como Nuevo Talento FNC 2013.

El libro lo componen 16 relatos, cortos, ya que todos ellos juntos sólo suman 101 páginas, de tal manera que Mariana, no se explaya demasiado, no hay introspección psicológica, ni descripciones ambientales, ni derivas filosóficas, sino que más bien lo que tenemos entre manos se reduce a una suma de miradas, de momentos únicos en el tiempo, de recuerdos y sensaciones de lo más variopinto. Así tenemos a vecinos misteriosos y menguantes, mujeres que son apalizadas ante testigas mudas que deciden huir lo más rápido posible hacia la calle del confort, el amor no correspondido y su posterior desgarro tras la marcha de una de ellas, la niña que se cobra su venganza, amputando así una relación descompensada y posesiva, la tragedia de tener un niño de cristal, la manada humana que arrasa supermercados ante la mirada cándida de una niña que desea que el vidrio del coche le proteja de la intemperie, la visita a una casa donde habita una abuela fantasmal, un grupo de primos que barruntan cómo es el final de un ser querido con el trajinar y nerviosismo de los mayores, las cábalas y películas que nos podemos hacer sobre cualquier acontecimiento: cinco coches mal aparcados frente a una casa, la pérdida de la cabeza y sus consecuencias, o ese culebrita que va creciendo en nuestro interior buscando enrollarse para buscarnos la ruina.

Historias mínimas, diversas, unas más impactantes que otras, que no tanto por su corta extensión si no por su escaso recorrido se quedan a medio camino y muy lejos del apasionamiento y deleite con el que devoro otros libros de relatos o de microrrelatos.

En favor de la autora apuntar que su lectura solo te roba algo menos de dos horas de tiempo, lo que dura un partido de fútbol, o una película, o una obra de teatro, o…

Blog de Mariana Graciano

Donde dejé mi alma (Jérôme Ferrari 2013)

Donde dejé mi alma Jerome Ferrari Editorial Demipage portada libro
Jérôme Ferrari
Editorial Demipage
2013
180 páginas

Descubro leyendo Donde dejé mi alma, a un escritor (Jérôme Ferrari) y una editorial (Demipage). Jérôme Ferrari (1968) se llevó el Premio Goncourt 2012 por su novela El sermón sonre la caída de Roma. La pretensión y el argumento de la misma quedan bien definidos en las páginas 183 a la 185 por la notas de la traductora, Sara Martín Manduiña.

“Con esta obra, Ferrari demuestra que la literatura es una arma certera que, a diferencia de la pretendida objetividad de la Historia y de la obscena desmesura de la Épica, es capaz de desentrañar al hombre desnudo, con toda su brutalidad, su intranscendencia o su heroicidad.

Sigue leyendo