Archivo del Autor: El achicador

www.devaneos.com 
Marcha Hoyos de Iregua 2014

Crónica de la 20ª Marcha de Hoyos de Iregua 5/10/2014

Somos reincidentes. Ayer, 5 de octubre, volvimos al monte. Tuvo lugar la XX Marcha de hoyos de Iregua. Madrugamos para estar en Villoslada de cameros, a las 8 de la mañana, hora de la salida. A esa hora ya estaba amaneciendo. Cogimos una senda frente al Frontón.

Nos dijeron que había unas 600 personas. Mil he leído en el periódico. Desconozco por tanto la cifra exacta. Más allá del número, había muy buen ambiente, con varios cientos de personas dispuestos a pasarlo bien caminando por la montaña, en un escenario espectacular. Una marcha que concentra a gente muy joven, pues había desde niños de corta edad, hasta personas que superaban los 70, había quien iba con su perro y otros que hicieron toda la Marcha corriendo, unos para los que el día fue un paseo y otros para los que fue un martirio (y no hablo de oídas).

Tras atravesar el puente de las Rameras, después de casi una hora de caminata, a un ritmo poco fluido pues íbamos todos en fila india, al principio, llegamos hasta el achichuelo, superados los cinco kilómetros, para después llegar a la Blanca. El avituallamiento nos sentó de maravilla. Dimos cuenta de los phoskitos, colacao, frutos secos, agua, aquarius, que nos ofrecieron y entonces el terreno se encrespó.

www.devaneos.com

www.devaneos.com

Después de unos años haciendo esta marcha, oigo la palabra cortafuegos y siento un cosquilleo en la espalda. Desde el kilómetro 8 hasta el 14, toca sufrir y mucho con desniveles de un 30 % que me obligaron a usar los bastones, y andar casi a cuatro patas, cual cabra montesa. Aunque hay quien asciende más tieso que una vela, cada cual se lo monta como puede. Son 800 metros de ascensión en 6 kilómetros.

Cortafuegos

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

Exhaustos pero contentos después de coronar nos echamos una foto en el alto, con el peñasco a la vista, para luego quedar oculto de nuevo entre brumas. El tiempo fue perfecto. No llovió en ningún momento y el suelo estaba seco. Sí hubo mucha niebla y, brumas que nos privaron de disfrutar unas vistas que intuíamos maravillosas.

Santosonario

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

15449085392_bddf593a0f_z

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

Al subir se sufre y al descender, según como tengas las rodillas, también. Tras cuatro kilómetros de descenso, hicimos la parada para comer. Nos dieron una bolsa con un bocata de filetes con pimientos, un emparedado, caldo muy rico, un vasito de vino, agua peñaclara, aquarius y una pieza de fruta (plátano o manzana). Repusimos fuerzas y tras comer y beber y nos pusimos en marcha otra vez, disfrutamos mucho viendo las cascadas de Puente Ra, espectaculares y llegamos a la ermita de Lomos de Orio, donde nos encomendamos a las autoridades celestiales y salimos de allí cuesta arriba, sufriendo, para acometer los últimos 8 kilómetros de marcha.

15426378576_57a38693d6_z

www.devaneos.com

www.devaneos.com

Cascadas de Puente Ra

www.devaneos.com

www.devaneos.com

www.devaneos.com

Si cuando haces la Valvanerada la cuesta de Baños es criminal, aquí, al ver el pueblo de Villoslada ofreciendo su semblante de casas y tejados, desde que te faltan algo más de 7 kilómetros, te mina la moral, porque ya con las fuerzas justas parece que aun estando a la vista, está demasiado lejos.

www.devaneos.com

www.devaneos.com

El terreno es entonces un sube y baja, con la carretera y el río a la izquierda, siguiendo el mismo camino que al inicio de la marcha, para llegar al final de casi nueve horas al mismo punto del que partimos, en el frontón, contentos de haber llegado sanos y salvos y con ganas de repetir.

La organización como siempre fue perfecta. Al llegar nos recogieron la acreditación que vas presentando en cada puesto de control, nos la pegaron en una cartulina, donde pusieron la fecha de llegada y nos la dieron, para el recuerdo, así como una camiseta azul de la marcha, igual que la del año pasado (ya no quedaban XL. Por lo que es muy posible, que no seguro, que el año próximo, si los Reyes me traen unas piernas nuevas, la hagamos corriendo).

www.devaneos.com

www.devaneos.com

Lo dicho, el año que viene más.

Recorrido

Km.0 Villoslada de Cameros (1.050 m.). Desde Villoslada salimos en dirección Sur por el sendero de la Virgen, vía que ha servido desde antiguo para acudir en romería a la ermita de Lomos de Orio. El camino remonta el curso del río Iregua entre vegetación de ribera, huertas y prados.

Km.3.7 Puente de la Rameras (1.150 m.).
El sendero balizado se bifurca aquí. La Marcha opta por seguir a la vera del Iregua, elevándose un tanto sobre el cauce para evitar zonas que suelen inundarse con frecuencia.

Km.5.2 Achichuelo (1.180 m.). Cruzamos, junto al puente, la carretera que sube a la ermita de Lomos de Orio. La Marcha sigue por la misma margen y avanza ahora muy cerca del río, cortando algunas zonas encharcadas. Al rato, alcanzamos un puente de madera, por el cual salvamos el Iregua y cambiamos de orilla para llegar a la Blanca.

Km.6.4 La Blanca (1.220 m.) AV1 – CP1. Punto de confluencia de los ríos Iregua y Ra. Entre ambos barrancos, arranca poderoso el cortafuego de la Sartén. Desde aquí, la Marcha toma el curso del río Ra y asciende por una pista bajo hayas y pinos, hasta presentarnos en el arranque del cortafuegos de Calahornos.

Km.8 Cortafuegos de Calahornos (1.260 m.) De la mano de este cortafuego, ascendemos hacia la cumbre del Santosonario. En esta dura subida de casi 800 metros de desnivel, el primer tramo es sin duda el más bravo, hasta llegar a un rellano desde el que podemos contemplar, al otro lado del valle y a la misma altura, la ermita de Lomos de Orio, además de un buen elenco de las cumbres de Cebollera. Desde este punto, el cortafuego se suaviza de forma apreciable y llega a una pista.

Km.9.3 Pista de Hoyos de Iregua (1.575 m.)
Una vez superada la pista, el pino silvestre se hace dueño absoluto del territorio. Más arriba (en la cota 1.800), muere el cortafuegos y el camino busca paso entre pinos más chaparros y retorcidos. Poco después, salimos a terreno abierto para coronar el cerro de Calahornos.

Km.13 Cerro de Calahornos (1.980 m.) Desde aquí, el panorama que se ofrece es inmenso, con buena parte de los “dosmiles” que conforman la Sierra Cebollera y las Sierras de Urbión y la Demanda, los infinitos pinares de las tierras sorianas, los Cameros y las Viniegras… Un trecho, sin apenas desnivel, nos conduce a la base de Santosonario.

Km.13.9 Santosonario (2.058 m.) / CP2
. El Control de Paso nº 2, al abrigo de un roquedo, se halla a 2.000 metros de altitud. La Marcha evita el peñasco (quebrado y complejo) que conforma la cumbre, rodeando el pico por su lado Sur, siguiendo una senda que avanza junto al límite provincial, y después de trazar un giro a la izquierda toma dirección Sureste, pierde altura y se va acercando a la misma cornisa, en la divisoria de aguas.

Km.16 Entrada Hoyo Mayor (1.965 m.). Una senda abierta en los cortados que se precipitan hacia el Hoyo Mayor, desciende por un suelo descompuesto hasta alcanzar el fondo de la cubeta glaciar. Estos Hoyos fueron labrados por la presión de los hielos a lo largo de un proceso largo de la historia. Siguiendo el descenso, llegamos a la pista de Hoyos.

Km.17,9 Pista de Hoyos de Iregua (1.665 m.)AV2
Cortamos la pista y continuamos ladera abajo por una senda que discurre elevada sobre el cauce del arroyo Ra. A medida que bajamos, el bosque ralo de pinos y acebos se va tornando más prieto y la presencia de las hayas apoderándose del espacio. La senda se acerca al agua hasta llegar a un vado.

Km.19.5 Vado arroyo Ra (1.440 m.).
El otro lado, tomamos una trocha que desciende junto al río Ra. Al llegar poco después al hermoso rincón que conforman las cascadas del río Ra, la trocha toma porte de pista y así continúa en descenso por el barranco hasta llegar a Puente Ra.

Km.21,5 Puente Ra (1.280 m.).
Sin pasar el puente, hacia la derecha sale un sendero balizado que nos remite a la ermita de Lomos de Orio. El camino remonta junto a un barranquillo secundario, bajo pinos y hayas, para alcanzar la ermita.

Km.22.5 Ermita de Lomos de Orio (1.430 m.) Desde la fuente chilena, un camino sale bordeando la ermita y acomete un repecho fuerte para luego atenuarse y avanzar suavemente por el pinar. Así llegamos a una baliza de senderos.

Km.24.2 Baliza sendero de Pajares (1.556 m.) La Marcha inicia un descenso prolongado, pasa poco después junto a la fuente de la Romanizosa y llega a la pista del Sillar.

Km. 25,3 Pista del Sillar (1.460 m.)AV3 – CP3
. Continuamos monte abajo por este contrafuerte, a caballo entre el barranco de las Rameras y el del Iregua. El pinar va dejando paso a un bosque mixto y más adelante termina aclarándose entre viejos pastizales inundados de matorral. Llegamos a la pista de las Rameras y de inmediato al puente de las Rameras.

Km.27.3 Puente de las Rameras (1.150 m.). Desde este lugar, no queda sino desandar el camino recorrido por la mañana. Ahora, siguiendo en descenso el curso del río Iregua para llegar a Villoslada y dar por terminada esta edición 2014 de la Marcha Hoyos de Iregua.

Km.31 Villoslada de Cameros (1.050 m.).

La Marcha Hoyos de Iregua es una prueba organizada por Fundación Caja Rioja y cuenta con el apoyo técnico de la Sociedad de Montaña Sherpa, la colaboración del Ayuntamiento Villoslada de Cameros y el Parque Natural Sierra de Cebollera, además de las empresas Radio Rioja Cadena SER, Reprocentro, Cafés Greiba, Peñaclara, Dulces El Avión, Coca-Cola, Mudanzas y Transportes Mayoral, Grupo Deca y Suzuki.

Marcha de Hoyos de Iregua 2013 crónica de un travesía anunciada

Este domingo 6 de octubre tuvo lugar la La Marcha de Hoyos Iregua. Esta era la XIX edición. La salida tuvo lugar en Villoslada de Cameros, a las ocho de la mañana. A esa hora comenzaba a amanecer y nos fue complicado encontrar un lugar donde aparcar, para los que no veníamos en autobús desde Logroño.

Marcha de Hoyos de Iregua salida en Villoslada de Cameros
Salida desde Villoslada de Cameros.

Delante nuestro, por el puente, iba el Presidente de la Comunidad Autónoma de la Rioja, D. Pedro Sanz, acompañado del Presidente del Parlamento Riojano, D. José Ignacio Ceniceros. Vestían de sport, no con traje, e iban, como los otros 700 que estábamos allí presentes, a caminar, a disfrutar unas cuantas horas de travesía por La Sierra Cebollera.

Hasta las diez y pico el tiempo no nos acompañó, había niebla, sirimiri, una fina lluvia que iba calándonos poco a poco, máxime al no llevar chubasquero. Cuando paramos a repostar, chorreando, pudimos pertrecharnos de frutos secos, phoskitos, colacao, aquarius, agua y de bolsas de basura muy resistentes que nos hicieron las veces de chubasquero y la travesía menos dura.

Bruma, niebla y lluvia
Bruma, niebla y lluvia

Al haber menos gente que en la edición pasada y dejarnos caer hacia al final, durante buena parte del trayecto fuimos casi solos, sin toparnos con nadie o viendo como algunas jóvenes nos alcazaban, rebasaban y se alejaban, sin forzar, unas con las manos en los bolsillos, otras con los brazos cruzados: cosas de la edad.

Panorámica
Panorámica Siera de la Cebollera

A nuestro paso por Peñaloscintos descubrimos un lugar en el que de buena gana uno dejaría el cayado y se tumbaría a la bartola en un paraje muy hermoso. Nos confirmó un paisano, que no había allí ninguna casa rural a pesar de estar próximo a Ortigosa de Cameros.

Peñaloscintos

Caminando por las entrañas del bosque.
Bosques de hayas, robles

A lo largo del camino hubo ocasión de darnos reiterados homenajes haciendo acopio de unas moras extraordinarias
Moras en el camino

Muchas horas esperando ver aparecer Villoslada de nuevo.

Villoslada de Cameros

A las 16,32 h y después de casi 9 horas caminando, con paradas que no sumaron más de una hora, llegamos a Villoslada de Cameros, satisfechos por haber cumplido el objetivos, fatigados por tamaño esfuerzo y complacidos los sentidos por la belleza de lo visto o caminado.

Al fin llegamos: objetivo cumplido

Vale la pena hacer la Marcha. Este año fue más suave que el año pasado. El Cortafuegos pretérito fue muy salvaje. Este año el trazado fue menos duro y eso nos permitió disfrutar más de todo, ya que cuando te encuentras al límite de tus fuerzas a duras penas puedes levantar la mirada de las puntas de los pies. Me gustó mucho ver a gente superando sus límites. Una de las caminantes era una mujer invidente. La labor de todo el equipo de la organización fue irreprochable y nos hicieron el camino más llevadero.

Aquí huele a Romero (Kutxi Romero colaboraciones 1998/2013)

Aquí huele a Romero Kutxi Romero

Kutxi Romero aquí huele a Romero

A quien le guste el grupo navarro Marea, a Kutxi Romero lo conocerán sobradamente. El cantante del grupo además de cantar con Marea ha colaborado en estos últimos quince años con más de cien grupos que han solicitado su presencia. Allí ha ido el Kutxi a poner su voz cazallera.
De todas esas colaboraciones, Kutxi ha seleccionado las treinta que más le han gustado. Y su compañía, warner music, ha editado un disco doble, con 15 canciones por CD.
Que te guste Marea no quiere decir que te tengan porque gustar ninguno de los 30 grupos con los que ha colaborado Kutxi y que componen este disco doble.
Mis favoritas son las que canta con Albertucho (Piltrafilla), Carlos Chaouen (Corazón), Forraje (La torre de tus lamentos), La fuga (Los lunes de octubre), Reincidentes (Romance de las piedras), Porretas (Última generación) y Motxila 21 (No somos distintos).
Hacía tres años que no me compraba un cedé. El último, por cierto, fue de Marea.

Museo del Vino Dinastía Vivanco (Briones, La Rioja)

Dinatía Vivanco Museo del Vino

El Museo del Vino sito en la bonita localidad medieval de Briones, a una media hora en coche de Logroño, se inauguró en el año 2004. Nueve años después de su inauguración, finalmente he tenido el gusto de poder verlo. He ido y me ha encantado.
Siendo oriundo de La Rioja, debiera ser una cita obligada, visitar el Museo, no tanto por lo que el Museo tiene, que apabulla con la cantidad de objetos y enseres que se requieren para lograr que la uva de la cepa se transforme en ese vino tan delicioso que luego beberemos, sino porque realmente el vino es una cultura, y debe ser concebido y entendido como tal.
Beber nada tiene que ver con emborracharse, como comer no es dejarse llevar por la gula o comer de forma compulsiva.
El vino es cultura.

Museo del Vino Dinastía Vivanco

Basta visitar la sala que hay a la izquierda, donde tenemos un sinfín de libros que tienen que ver con el vino desde diferentes enfoques. Bernardo Sánchez relaciona cine y vino. Miguel Ángel Muro, hace lo propio con la literatura y el vino.
En uno de los vídeos en el interior del Museo, Santiago Vivanco, el alma mater de este proyecto, nos dice que con este Museo “Quiero devolver al vino lo que el vino me ha dado” .
El museo por dentro es espectacular. No falta de nada. Hay que verlo y disfrutarlo. Demorarse en cada sala, en cada objeto. Hay millares de objetos, de todo tipo: cuadros, anforas, botellas, sacacorchos, lagares, mosaicos, prensas, sulfatadores, corquetes….
El Museo está enclavado en un paraje excepcional. Las fotos y el vídeo creo que confirman esta afirmacion.
La entrada para adultos cuesta 8 euros. Los niños gratis. El Museo estaba plagado de extranjeros: franceses, ingleses, americanos y japoneses.

y si buscas en google Museo del Vino, el primer resultado que arroja el buscador, es el Museo del Vino de Briones. Y museos del vino en nuestro país hay unos cuantos.

I Festival Palax Logroño Palacio de los Deportes 11 de Mayo

I Festival Palax Logroño

Ayer, 11 de Mayo en el Palacio de los Deportes, en mi ciudad de Logroño, asistí al I Festival Palax. Palax, es una cerveza riojana que acaban de lanzar recientemente al mercado. En el botellín de cerveza no se hace mención alguna a su origen riojano, pero la fabrican en Nalda. Esta cerveza es tan riojana como el vino o nuestro aceite. Una cerveza, la Palax, que dicho sea de paso, está muy lograda. Tiene cuerpo y un agradable sabor afrutado.
Las puertas las abrieron a las 20.30 h. A esas horas estábamos cuatro gatos en las gradas, y un par de personas delante del escenario sentados, cogiendo sitio.

Este Festival recogía un monólogo de humor a cargo de Ernesto Sevilla, la actuación de una concursante del programa La Voz, Maika Barbero, una actuación de un grupo integrado en su mayor parte por discapacitados, Motxila21 junto a Marea y como fin de fiesta, El Drogas, ex de Barricada que sigue en pie de guerra, a sus años.

Ernesto Sevilla se plantó en el escenario y logró hacernos reír, soltando por su boca, un buen montón de burradas de todo tipo. Su humor chanante o bien te descoyunta la mandíbula o se te queda un careto que parece que te han empalado. Ernesto no dejó títere con cabeza. Empezó haciendo chascarrillos sobre el muñeco-Rajoy, le dio un buen repaso a la capilaridad de la Pantoja a la falta de inteligencia de Paquirrín (monóculo en 3D), a las adiciones de Marichalar y los tiros que se da Froilán, al carterista Urdangarín, a Maria Teresa Campos, en un apartado acerca de esos humanos que parecen animales puestos de pie. Ernesto hizo la gracia sobre las relaciones necrófilas, sí, follar con muertas, o con mujeres tan pasivas que lo parecían, sobre acostarse con caballos, o con mujeres que tienen su misma cara-quijada, Sarah Jessica Parker, por ejemplo.
Sobre las tendencias que nos vienen de Estados Unidos, como el blanqueamiento anal, los estragos de la adolescencia, espacio en el que el cerebro humano solo alberga un pensamiento: folllar. Y potar en el coche camino de la costa con la familia, y oír las coñas marineras sobre su hermana, cuando se queda bizca, sobre aquel amigo que se depiló las cejas pelo a pelo y nunca ligaba porque se corregía ese erial cárnico con corrector y la gente pensaba que tenía unos cambios de humor muy bruscos. Chascarillos surrealistas y delirantes no aptos para todos los estómagos, ni sensibilidades.
Ernesto tiene su gracia, a pesar de todo. En línea con lo que fue su monólogo, acabó su actuación, con dos espectadores sobre el escenario que le ayudaron en los chorus a cantar ese temazo titulado «Hijo de puta«. Sí, hay que decirlo más. En fin…

Después de Ernesto, subieron al escenario y lo ocuparon en su totalidad los navarros Motxila 21, junto a Kutxi y otros miembros de Marea y El Drogas. El grupo Motxila 21, entre sus 21 componentes hay 12 chicos y chicas con síndrome de down (y otros 9 voluntarios con otro tipo de síndrome según nos refirió su vocalista), lo cual no les impide apasionarse con la música y tocar distintos instrumentos: tambores y saxofones. El lider del grupo hablaba inglés, vasco y castellano y le gustaba mucho la pelota, así que se nombró al de Tricio, Titín. Y tocaron unos cuantos temas. Uno con El Drogas y otro con el Kutxi. Me gustó ver a un grupo de personas superando sus límites, los que a menudo les imponemos los demás. Las canciones eran en euskera. Para alguien, como el menda, que apenas sabe cuatro palabras en esta lengua como esternokleidomastoideo, chacolí o chapela, me limité a disfrutar de la música, que no de las letras.
Me hubiera gustado haber escuchado algún tema más de Kutxi y su voz cazallera. Como reclamo, en la foto, ver en el cartel al Kutxi Romero, surtió efecto. El Kutxi en su canción hablo de Emilio López, de Navarrete, el Rey de La Rioja.

He puesto un vídeo de Motxila 21 y El drogas. No tiene mucha calidad pero es lo que da de sí mi móvil.

Y de regalito otro vídeo. La canción, No somos distintos, que Kutxi Romero, el mejor letrista de este país (basta para confirmar esto escuchar temas como Corazón de mimbre, Pan duro, Los mismos clavos, Viento de poniente, Ciudad de los gitanos..), junto a Joaquín Sabina, cantó con los Motxila 21. Además Kutxi Romero publicó el día 14 de mayo un disco titulado «Aquí huele a Romero«, donde Kutxi selecciona treinta canciones, colaboraciones que ha realizado con otros grupos, que han reclamado su presencia a lo largo de estos quince años. Si en estas canciones Kutxi ha aportado su voz, con Motxila 21 es el único grupo, con el que además de voz ha compuesto la música. Ahí es nada.

Después de Motxila 21, le llegaría al turno a Maika Barbero. Maika no es un triunfita. Ella vino de La Voz, programa televisivo que nunca he visto, y tiene un vozarrón. De momento se dedica a hacer versiones sobre música enlatada. Cantó temas de U2, Bon Jovi, Scorpions, The Queen, Bonnie Tyler, entre otros. Y nos presentó un single de su cosecha, En tus manos. El cual ha sido posible gracias a Melendi, nos contó. Maika tiene voz pero le faltan tablas. Uno flipó con semejante voz, escuchando como imita temas míticos, pero ahí queda la cosa. O sacas un disco con letras propias y le das tu impronta, deviniendo un artista singular o te conviertes a la voz de ya en otro triunfito o vocecilla venida a menos en cuatro días y si no al tiempo.

Finalmente El Drogas apareció sobre el escenario. De Barricada conozco unos cuantos temas de mi época juvenil. Del Drogas en solitario apenas conocía ningún tema y cuando éste llevaba ya unos cincuenta minutos sobre el escenario, de pie, a cuatro patas, o reptando, porque al Drogas meterse de todo, le ha dado la elasticidad de un mimbre que se cimbrea y el andar serpenteante de una boa constrictor, me levanté y me fui para mi casa, mientras las tres jóvenes de delante y los dos de al lado se fumaban su cigarrito tranquilamente. Porque aunque parece ser que está prohibido fumar en el Palacio de los deportes, sin ser una plaza de toros, todo el mundo se saltaba la prohibición (y ese Estado Policial, que mencionaba El Drogas en uno de sus ladrillazos) a las torera. No sé si Kutxi saldría a tocar algún tema con El Drogas, En tu agujero por ejemplo. Los que aguntastéis hasta al final que me lo cuenten, si os place, poniendo un comentario.

La entrada costaba 15 euros. Una amiga me la consiguió por 12 euros en un portal de internet. Y durante el concierto en una de las pausas, vimos que en otro portal de descuentos, la vendían por 9,95 €.

El ocaso del comercio Riojano. Paseo de las Cien Tiendas (cerradas)

Que la crisis está haciendo estragos es un hecho. En Logroño cada día vemos comercios que se ven abocados a echar el cierre. En Calvo Sotelo, una de las calles peatonales y comerciales por excelencia, próxima a la Gran Vía y que forma parte del Paseo de las Cien Tiendas, presenta un aspecto desolador. Tratándose de un domingo aún tiene un pase. Pero caminar por esta calle un día de diario te barrena el ánimo.

Ayer, camino del Café Continental, en apenas cien metros, constaté como los locales cerrados se amontonan, se suceden, uno al lado del otro. En un espacio tan reducido, contabilicé 12 negocios cerrados.
No sé los que sumarán en total en calles próximas como Doctores Castroviejo, Juan XXIII, Ciriaco Garrido o Hernán Cortés, pero quizá haya que cambiar el nombre del Paseo para renombrarlo como el Paseo de las Cien Tiendas Cerradas.

Calle Calvo Sotelo

Calvo Sotelo Local cerrado

Local Cerrado Calle Calvo Sotelo Logroño

Local cerrado en calle Calvo Sotelo de Logroño

Calvo Sotelo local cerrado

Calvo Sotelo Logroño

Calvo Sotelo Logroño

Calvo Sotelo tienda logroño local cerrado

Calvo sotelo logroño local cerrado

Local Cerrado Calvo Sotelo Logroño Paseo de las Cien Tiendas

Local cerrado calvo Sotelo

Local cerrado Calvo Sotelo Logroño

Local cerrado en Logroño Calvo Sotelo Paseo de la Cien tiendas