www.devaneos.com

Henry y Cato (Iris Murdoch)

Decepcionado. Murdoch plantea unos personajes que son siluetas, poco más que holografías, personajes que los tocas y los traspasas porque no hay nada de nada en ellos, son una ilusión. Murdoch plantea para Henry y Cato, dos amigos de la infancia que vuelven a encontrarse de adultos pero con la misma mentalidad infantil, la posibilidad de la redención, ya sea despojándose de toda riqueza material por parte de Henry o renunciando, en el caso de Cato, al sacerdocio para arrancar del mal a Joe, un joven rubiales del que se ha prendado. A esto se suman dos vacuos personajes femeninos (tres contando a Gerda, la madre de Henry) de trazo grueso, una de las cuales, Stephanie, no ambiciona nada más que comer, beber y comprarse vestidos y la otra, Colette (hermana de Cato) entregar su virginidad al hombre que tiene idealizado desde su más tierna infancia, Henry, para pasar a ser posesión suya.
Los diálogos son en su mayoría irrisorios, casi todo acontece cogido por los pelos, todo es azaroso y finalmente deviene mascarada y farsa, tanto que acabo más que harto de tanta nadería, amor perruno y devaneo diletante.
Henry y Cato la publicó en 1981 Alfaguara. Impedimenta la reeditó en 2013 manteniendo la traducción de Luis Lasse.

4 pensamientos en “Henry y Cato (Iris Murdoch)

  1. Dora

    Difiero completamente de tu visión de la novela, es de mis favoritas de Murdoch, quien construye sus personajes ficcionales como medio de expresión de sus ideas filosóficas y que entrañan en muchas ocasiones una profundidad bajo una capa de banalidad. Desde luego, son personajes muy poco convencionales. Henry Marshalson y a Cato Forbes responden a los modelos de personajes que Murdoch define como el existencialista y el místico. Gerda es uno de mis personajes favoritos.
    Es cierto que en ocasiones Murdoch ha sido atacada por su incapacidad a la hora de crear personajes reales y que obedecen a una tipología que se repite constantemente en sus novelas dándoles un sentido de continuidad.

  2. Francisco H. González

    Hola Dora, gracias por tu comentario. No me ha gustado la novela de Iris porque no me he creído nada de lo que he leído, no porque los personajes no sean convencionales, sino porque no he visto esa profundidad que apuntas.
    Tengo por casa El castillo de arena, una edición de Plaza & Janés de 1964, así que si decido leer más de Murdoch quizá siga por ahí, o ¿cual es para ti tu novela favorita de Iris?

  3. Dora

    Buenos días Francisco. Es posible que si no has leído antes ninguna novela de Murdoch te sorprendan sus argumentos y los encuentres poco creíbles. Sus novelas en muchos casos son alegorías y reflejan claramente el pensamiento de su autora, que además de escritora era filósofa, y aunque para ella ambas disciplinas ocupan parcelas distintas, difiero totalmente.
    A mi me gustó El castillo de arena. Es de su primera época (años 50) y es más simple que mi favorita, The Sea, the Sea, que es bastante densa y que no gusta a todo el mundo…. En cambio no me gustó su primera novela, Bajo la red (Under the net), considerada por la revista Time como una de las 100 mejores novelas de la literatura inglesa del XX. Ya sabes que son cuestiones muy personales pero yo te animo a leer El castillo de arena a ver qué te parece….

  4. Francisco H. González

    Hola Dora, antes de Henry y Cato había leído El libro y la hermandad y la disfruté bastante, tanto como para seguir leyendo a Murdoch. Es posible que lea El mar, el mar o esta de El castillo de arena, ya veremos, y lo comentaremos, llegado el caso. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>