Archivo de la categoría: Compras

Panasonic y su pésimo servicio post-venta

A veces uno como consumidor se siente impotente y frustrado al comprobar cómo actúan determinadas empresas. En mi caso, quiero hablar de Panasonic y de una televisor de 32″ LED que compré a comienzos de año. Apenas 6 meses después de haberla comprado en una tienda de electrodomésticos de Logroño, la tele comenzó a fallar. Arrancaba e instantes después se desconectaba, sin poder ver nada. Finalmente fui a la tienda donde la compré y me dieron el teléfono de Panasonic. Después de media hora al teléfono para hacerme entender, no porque el caso fuera nada extraño, sino porque la persona que me atendía no era española y a duras penas entendía bien los datos que le tenía que dar; apellidos, dirección, etcétera (cómo para saber quién es Pérez Galdós), finalmente logró un número de incidencia. Al día siguiente el servicio técnico se puso en contacto conmigo para venir a ver mi televisión. Vinieron a mi domicilio y ese día la televisión arrancó. Quedé con el técnico en llevarse la tele a su oficina y analizarla en detalle. Quedaron en decirme algo. Fui yo, claro está, el que tres días después tuve que llamarles. Sí, la tele fallaba me dijeron, y habían tenido que pedir ciertas piezas al almacén de Holanda, pero es agosto y ya se sabe, es mal mes, blablablá…..
Sigue leyendo

La crisis, ¿agudiza el intelecto o entorpece los sentidos?

En época de crisis la gente intenta llamar la atención de la forma que sea para intentar vender más. En este cartel que me encontré en una zapatería de Logroño de cuyo nombre no quiero acordarme, no sé qué intenciones tenía el que lo hizo, pero lo que es llamar la atención, lo consiguió. Al menos la mía:

Aiba Dios qué precios

Londres: mercadillos de Camden y Portobello

Ayer vimos algunos mercados de la ciudad de Londres. Londres tiene multitud de sitios para ir de compras, desde los clásicos almacenes Harrods hasta la zona de Oxford Street. Yendo a los mercadillos más genéricos, en los que se vende de todo, hay 2 altamente recomendables, que son Camden y Portobello.

Portobello tiene tiendas que abren todos los días, pero la máxima actividad está los Sábados. Recuerdo salir del Metro en Notting Hill Gate y tener un momento de duda, ya que las indicaciones no son muy correctas, pero siguiendo a la marabunta de gente en movimiento te das con el mercadillo.

Portobello

Se encuentra en el barrio de Notting Hill (el de la película), donde ves las típicas casas victorianas con puertas de colores y patios ingleses (llenos de porquería en gran parte) en el frontal. Aquí un ejemplo:

Portobello

El mercado en sí es una larguísima calle en la que vas avanzando y te encuentras diferentes zonas (según las señales, 7) con tiendas a ambos lados, multitud de gente en todos los sitios y artículos de lo más variado. También puedes comer, porque los puestos para llevar están presentes en todos lados, como digo, encontrar antigüedades curiosas, ropa de todo tipo (camisetas de fútbol de mayor calidad que las de los puestos callejeros) y gente dispar, como el de la guitarrita:

Todo el día con la guitarrita

El otro gran mercadillo que no te puedes perder en una visita a Londres es el de Candem, algo más radical y para mí más bonito. Hay que ir en fin de semana para encontrar la zona en ebullición. Está al norte de la ciudad y el metro bajándote en Camden Town te deja en pleno mercado.

Camden Market

Abundan las tiendas de ropa alternativa, en algunas puedes ver cosas realmente curiosas en plan gótico, ciberpunk o simplemente inclasificables.

Ropa de Camden

Entre los puestos de comida abundan los orientales que te reclaman para que piques algo y les compres a ellos. La gente que aparece por algunas esquinas es también de llamar la atención. En tema de antigüedades seguro que encuentras algo concreto si lo buscas. También en ropa, por supuesto. Lo de los precios, hay que decir que Londres es caro en todos los sentidos, pero según va subiendo el euro, al cambio las cosas van saliendo a mejor precio y buscando buscando, algún chollo puedes encontrar si te esmeras.

Papá Noel tiene que currar de algo hasta que llega la Navidad

De lo que más llama la atención son los elementos que cuelgan de las fachadas en la primera zona del mercado, como este par de ejemplos:

El dragón pegado a la pared, como una lagartija

El avión en picado

Una tienda original a la que le conseguí echar una foto de estrangis es esta donde hacían objetos como lámparas y pendientes usando placas y componentes electrónicos:

Candem placas y componentes hechos arte

Relacionados | Gherkin | Edificios de Londres | Mercados de Londres

Los mejores regalos para el día de la madre

Corazón de madreEl primer domingo de Mayo es el día de la madre, así que te quedan pocas semanas para pensarte el regalo que le vas a hacer a tu mamá.

Si eres de los que siempre anda a última hora y no tienes ni idea de qué regalarle, te vamos a dar algunas ideas.

– En primer lugar, y aprovechando que dentro de poco es el día del libro, le puedes regalar eso, un libro, que es un regalo cultural, socorrido, y al que nunca te pueden poner mala cara. Aquí hay una lista de los más vendidos, por si te sirve de algo.

– Si para los padres el regalo más típico son las corbatas, en el caso de las madres la estrella de los regalos son los perfumes. Las mujeres siempre suelen tener alguno preferido, pero lo bueno es que los hay para todos los gustos y para todos los bolsillos, y a este seguro que le dan utilidad. Además seguro que te pones a ver la televisión 5 minutos y te anuncian media docena de ellos.

– Para los clásicos hay otro regalo que no sé porqué también les suele hacer ilusión: las flores. Dejar a un ser vivo que se vaya muriendo poco a poco parece algo atroz y de personas despiadadas, pero en el caso de las flores alegra los corazón, como el agua de Lanjarón.

Todo es poco– Si te quieres gastar un poco de dinero, porque madre no hay más que una, los viajes son el regalo perfecto. Bien en plan cultural, gastronómico, al otro lado del charco o a esos pequeños rincones con encanto, un viaje es algo que siempre queda en el recuerdo y que se disfruta (casi siempre). Ya depende de lo que te quieras (o puedas) gastar. La red de hoteles y paradores estará encantada de que tengas un detalle de estos con tu mamá.

– Aunque ya no muy original, sí está de moda y sienta bien a cuerpo y alma regalar una estancia en un balneario, spa, baños termales o lugares similares. Para quitar el stress y salir flotando es algo ideal para una madre, cuyo trabajo diario nunca está lo suficientemente valorado y unos días de relax y sin hacer nada le van a sentar de lujo.

– De la ropa prefiero no hablar, pero sólo en caso de emergencia se puede comprar una chaqueta, un jersey o algo así, pero con eso ya estás dejando claro que lo haces por cumplir, así que mejor sólo en caso de extrema necesidad.

– NUNCA, nunca comprar algo para la casa: quedan prohibidos en el día de la madre electrodomésticos, aspiradoras, batidoras, etc. A no ser que no quieras a tu madre y no sepas como decírselo, abstenerse de ni siquiera pensar en este tipo de regalos, ni aunque te lo haya pedido.

– Algo que una mujer nunca rechaza, sea cual sea su edad, clase social, condición, aspecto físico, etc. es una joya. Pendientes, sortijas, collares, colgantes, broches,… mientras no sea bisutería barata, el humor no es la forma más sencilla de poner una sonrisa en su rostro, es una joya (y además permite hacer el chistecillo de una joya para otra ídem). Como siempre, el precio no tiene límite por arriba, pero posiblemente el valor tampoco y como decía Marilyn, un diamante es el mejor amigo de una chica y además es para siempre.

Una rosa es una rosa– Sólo para madres muy especiales, que le vayan a dar utilidad y lo sepan manejar, cabe plantearse meterse en las nuevas tecnologías, y hacerle un regalo del tipo de un reproductor mp3, un ipod, una cámara digital, pero cuidado, porque como no esté muy puesta en estas cosas, puede resultar una tortura…

– Otro clásico es una cena. Lo normal es que de este regalo se aproveche alguien más, que puedes ser tu mism@ 🙂

– Si ninguno de estos te convence, ya te tienes que buscar la vida o preguntárselo a ella, pero aún te quedan muchas opciones: un bolso, una caja de bombones, una figura de porcelana (¿?), unas entradas para el teatro,… sea lo que sea lo que le compres, acompáñalo de un abrazo, que son gratis que aunque parezca que tienen de sobra, las madres también necesitas cariño.