Otra vida Rodrigo Lacerda

Otra vida (Rodrigo Lacerda 2014)

Rodrigo Lacerda
Editorial Libros de Pizarra
2014
184 páginas

Si este libro de Rodrigo Lacerda titulado Otra vida se llevó el premio al mejor libro de ficción el año 2010 por parte de la Academia Brasileña de Letras, no quiero ni imaginarme como serán el resto de las novelas publicadas en Brasil. Si sabéis de algún escritor/a de ese país, aunque no esté premiado, que valga la pena, hacérmelo saber, para quitarme el mal sabor de boca de esta lectura nefasta.

La historia va de una familia en crisis, porque a él que es un funcionario público corrupto lo han trincado y ha decidido dejar la gran ciudad para volver a su casa herido en su pundonr, mientras que su mujer lo de regresar lo hace a regañadientes, porque en la ciudad se encontraba realizada en su trabajo. La hija que han tenido juntos atiende al deseo del marido y a la falta de supervisión de la madre, que una noche no se da cuenta de que él tras quitarse el condón eyacula dentro de ella y la embaraza, lo cual a ella le resulta doblemente embarazoso porque no entraba en sus planes ser madre.

Él es un trasunto de Rompe Ralph: grande, corpulento, manazas, de gran corazón y gracias a su mujer, cornudo.
Sí, ella, le pone los cuernos a su marido con su jefe, y luego no sabe si dejar al marido, si dejar a la hija, si dejar a los dos, si irse con su amante, o qué coño hacer con su vida.

Sí, todos estamos perdidos. No es verdad, pero es una de esas frases que dan el pego.

El trío (contando a su hija que es una niña de corta edad) están en una estación de autobuses de mala muerte esperando que llegue el bus que los saque de ese infierno. Entre medias la niña se despista y los padres se ponen como locos buscándola, hasta que al final aparece y la hija se va con su padre y la madre se queda en tierra, liberada de las esposas del matrimonio que la impedían ser feliz.

La novela de Lacerda es un coñazo de comienzo a fin con sus rollos clasistas, con los devaneos sexuales de ella, las reflexiones Turnerianas de él sobre el apego emocional padre-hijo, sus pensamientos sobre la función pública y los tejemanejes políticos y su necesidad de justificar todo lo que hacen o dejan de hacer, son en un palabra insufribles, a lo que en nada ayuda una prosa la de Rodrigo, lineal y plana, gris y mortecina, plagada de clichés y escasamente imaginativa que provoca la carcajada cuando el autor trata de ponerse serio y trascendente.

Me gustaría saber la opinión que sobre esta novela tienen las mujeres que la lean, si se da el caso, porque la visión que de la protagonista da Lacerda no puede ser peor, reducida la mujer a un objeto sexual para el hombre, para quien cuando la belleza declina, todo se ha acabado.

El libro contiene párrafos inolvidables, que tardaré espero que poco tiempo en purgar de mi mente.

Otra vida

DSC_0612

DSC_0615

DSC_0622

¿Que le parecía complicado un libro?, ¿pero qué lee esta buena mujer?, ¿La broma infinita, Ulises, Los Reconocimientos, Contraluz, Underworld, El Archipiélago Gulag?

DSC_0623

Y de regalo este párrafo. Mucho ojo a la tercera línea, porque acabo de descubrir al leerlo que peinarse es un acto de dignidad, de ahí que los calvos estemos abocados a la indignidad o directamente al suicidio.

DSC_0630

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>