Archivo de la categoría: Berenice

Berenice

Tus dos nombres (Roberto Villar Blanco)

Si leemos lo que figura en la portada del libro: “Salma fue una niña robada. María fue criada por la familia de un teniente coronel del ejército argentino. Salma y María son la misma mujer”, nos podemos hacer una idea bastante clara de qué va el libro, tan clara, que a las primeras de cambio se desvela todo el pastel.

La novela de Roberto Villar Blanco es un quiero y no puedo. Queda muy bonito sobre el papel hablar de perdón, de amor, de esperanza, etcétera. El tema es cómo sustanciar todos estos conceptos.

La protagonista, Salma o María anota en su cuaderno rojo todos sus pensamientos, aquellos pensamientos más personales, de contenido sexual en su mayoría. Un buen día María decide trasladarse a España a una aldehuela pequeña de Galicia (poblado de viudas -alguna trastornada cuya locura le llevará a dilapidar su razón orinando sobre una tumba- y de hombres solos, arrumbados en las mesas de la cantina) a fin de conocer a sus parientes. Una vez allí María queda prendada de su primo Ramón, pierde la virginidad, descubre el sexo en todas sus variantes y ya no quiere oír nada de regresar a Argentina. Dice María en su cuaderno, al final, que ella no condena a sus padres adoptivos, eso es falso, porque todo el rato, sobre todo cuando está en España, lejos de ellos, su actitud es hostil, tanto hacia su madre (cuando María conozca la trágica historia de su madre adoptiva, ésta no experimentará cambio alguno en su frialdad, en su distanciamiento) como hacia su padre (a quien mandará a paseo cuando éste vuele a España y vaya a la aldea para asistir al funeral de un familiar).

Los personajes son todos a cual más plano, y la historia daría para un relato y poco más. Da la impresión de que el autor no sabe a qué carta jugar y el resultado me ha parecido nefasto.

Berenice. 2016. 144 páginas.